[:es]Me encanta el vino, preferiblemente tinto, pero a un blanco bien frío tampoco le hago ascos. La verdad es que no entiendo de variedades ni calidad pero uno de los mejores momentos de mi día es cuando llego a casa y me sirvo una copa. Tengo muchísimas ganas de diseñar una etiqueta y creo que algún día, mi amiga Teresa, de vinos de Terruños, me dejará, y me gustará especialmente porque ellos producen vinos ecológicos… tema que últimamente me interesa mucho.

El caso es que hace unos días descubrí uno de los últimos trabajos de Anagrama, estudio de diseño referente al que siempre sigo la pista, ya que sus proyectos suelen tener una calidad 10, y era el branding y packaging que han desarrollado para la bodega mexicana Los Cedros. Me cautivó desde el principio, y es que incluye 3 de las cosas que más me gustan: un buen papel, lettering y estética minimal. Me gustó mucho que la etiqueta estuviera rasgada y más aún cuando entendí el significado al leer la review del trabajo en su portfolio “...el troquel y forma de las etiquetas de los vinos imitan las figuras de las nubes

jimenezdenalda-blog-anagrama_studio-los_cedros_wine_label-01jimenezdenalda-blog-anagrama_studio-los_cedros_wine_label-02

El logotipo también hace un guiño al nombre de la bodega empleando 3 cedros dibujados a mano como icono distintivo de la marca. Simple e identificativo a la vez, al ser una ilustración destila sensación de artesanal, de lo hecho a mano, me gusta. Las aplicaciones a la papelería comercial he de decir que no me encantan pero aún así las encuentro bonitas.

jimenezdenalda-blog-anagrama_studio-los_cedros_wine_label-03 jimenezdenalda-blog-anagrama_studio-los_cedros_wine_label-05jimenezdenalda-blog-anagrama_studio-los_cedros_wine_label-12

Y sin lugar a dudas, mi elemento favorito de todo el proyecto son las etiquetas. Ese papel algodonado que solo con verlo lo asocias a un producto de calidad, impreso en negro que a mi parecer significa bueno, sin artificios ni necesidad de aparentar. Y como punto perfecto la combinación de una tipografía limpia y un lettering que sin ser especialmente elegante consigue un resultado excelente. Los tamaños son perfectos, los espaciados también. Creo que más de uno compraría estos vinos solo por la etiqueta.

jimenezdenalda-blog-anagrama_studio-los_cedros_wine_label-06 jimenezdenalda-blog-anagrama_studio-los_cedros_wine_label-07 jimenezdenalda-blog-anagrama_studio-los_cedros_wine_label-10

Y no me olvido del papel-regalo impreso con el icono de la marca ni la bolsa, si ya sin verlos, este proyecto me había conquistado, con estos dos últimos detalles me han ganado del todo. ¡Quiero probarlo!

jimenezdenalda-blog-anagrama_studio-los_cedros_wine_label-11jimenezdenalda-blog-anagrama_studio-los_cedros_wine_label-08 jimenezdenalda-blog-anagrama_studio-los_cedros_wine_label-14[:]

Pilu

About Pilu

Leave a Reply